CIRUGÍA ESTÉTICA EN ADOLESCENTES

Buenos días.

El sábado fué publicado en la revista YO DONA, suplemento de EL MUNDO, un debate sobre la cirugía estética en adolescentes.

Os adjunto la entrevista y la publicación por si es de vuestro interés:

 

Debate Yo Dona

CLICK AQUI PARA PUBLICACION ORIGINAL

¿Debería prohibirse la cirugía estética en adolescentes?

En mi opinión no debemos prohibir radicalmente nada ya que existen excepciones, muy pocas eso sí, en las que sí estaría indicado y justificado realizar una cirugía reparadora/estética.

 

-El pasado mes de octubre, la plataforma Spark AR, que gestiona la aprobación de los nuevos filtros de Instagram, anunció que iba a comenzar a retirar aquellos que imitaban el efecto de operaciones estéticas como parte de su política de bienestar. El hecho podría resultar anecdótico, de no ser porque cada vez son más las personas que acuden a especialistas para intentar parecerse a ese Yo Idealizado de Instagram. Y, entre estas personas, llama la atención el aumento de consultas entre adolescentes. Otro dato: uno de cada diez españoles que pasa por el quirófano lo hace influido por los selfies y por los comentarios que, a raíz de estas imágenes, hacen los demás sobre él en las redes sociales. Los pacientes acuden al cirujano con fotos suyas y luego enseñan lo que les gustaría, bien a través de los filtros de Instagram, bien con fotos de famosos. ¿Cómo influyen los ídolos y las redes sociales en nuestros adolescentes y por qué crece en los últimos años la petición de cirugía estética en menores de edad y en edades más tempranas?

Es cierto que se ha mencionado mucho el hecho de que los filtros de Instagram, Facebook y demás redes sociales influyan en el aumento de consultas y cirugías estéticas. No específicamente en adolescentes sino en la población de cualquier edad.

El hecho de hacerse tanto selfie es cierto que puede poner en evidencia algún inestetismo facial que no se había objetivado antes, algún rasgo fuera de los cánones comúnmente aceptados de belleza; o que realmente no lo haya, pero el hecho de hacerse un selfie puede alterar la visión de uno mismo por la cercanía y ángulo antinatural de la foto.

La posibilidad de mejorar algún rasgo facial que no nos guste en el autorretrato (selfie) con los filtros, puede hacer que parezca más fácil y banal de lo que realmente es mediante una cirugía.

Sinceramente a mí no me ha llegado a la consulta gente que haya decidido algo por un selfie únicamente. Influyen más factores, por ejemplo que ya le molestara algún rasgo suyo con anterioridad y que por el hecho de hacerse fotos se lo vea más. Y si a esto le sumamos que mediante un filtro se ha podido ver con ese rasgo que le molestaba modificado y le ha gustado el resultado, es un refuerzo positivo para que vengan a consultar.

 

– ¿Se dan muchos casos de niñas que acuden a una clínica con sus padres porque han pedido un aumento de pecho como regalo de su 18 cumpleaños o es un bulo?

Pues no creo que sea un bulo, pero no es tan frecuente como se dice. Puede ser que en otros países donde la cirugía estética es más frecuente como Sudamérica, sea más frecuente. Pero en España no es frecuente que el aumento mamario sea un regalo de 18 años. De hecho, la edad para el aumento mamario suele ser un poco superior.

 

– ¿Qué pasa si en lugar de querer parecerse a su cantante favorita, tu hija tiene orejas prominentes o de soplillo, tiene nariz de bruja, acné o un pecho desmedido? ¿Hay que intentar ayudarle en esos casos? ¿Hay determinadas cirugías que mejoran la calidad de vida de los pacientes, y hay estudios que lo avalan?

Efectivamente hay alteraciones de la normalidad que pueden afectar mucho a la autoestima de los niños ya que puede ser motivo de mofa en el colegio.

Específicamente las orejas en soplillo sí que se realizan en niños a partir de los 6 años, siempre y cuando lo soliciten ellos y no sea que los padres quieren que si hijo esté más guapo.

Tambien hay que ayudar y enseñar a los adolescentes a relativizar estos problemas y mejorar su autoestima con otros valores.

Pero en la mayoría de alteraciones, para otro tipo de cirugías, es mejor esperar al final del desarrollo por lo que siempre se realizarán en mayores de edad.

 

– ¿Qué requisitos son aconsejables para operar a un adolescente?

Lo primero de todo es que sea el adolescente quien lo solicite, lo demande porque le esté afectando a sus relaciones sociales y a su autoestima.

En segundo lugar, que haya una alteración física objetivable.

Y por supuesto en caso de menores de edad es necesaria la firma de los padres.

 

-En España la mayoría de edad sanitaria se sitúa en los 16 años, es decir, que a partir de entonces los menores no necesitan la autorización de los progenitores para someterse a una operación. ¿Qué puedes hacer si tu hija está empeñada en operarse y tú como madre no lo permites?

Entre 16 y 18 existe la figura de «menor maduro», con capacidad para aceptar o rechazar un tratamiento. Sí que tienen derecho a recibir información de los tratamientos. No obstante, siguen siendo menores de edad y si a criterio del cirujano un procedimiento reviste «grave riesgo» (como podría ser una cirugía) los padres deben otorgar el consentimiento firmado.

En la práctica, y en las mínimas ocasiones en las que pueda estar justificado, por debajo de los 18 años, yo personalmente les hago firmar el consentimiento informado a los padres también. En general no opero si los padres no están de acuerdo, pero tampoco opero «por indicación de los padres» si el adolescente no está de acuerdo.

En el caso de que estuviese indicada una cirugía en un mayor de 16 años y los padres no lo aceptasen, debería decidir un juez.

Padres separados con patria potestad compartida han de firmar los dos, pero no es obligación del médico hacer de policía, buscar al que no aparece y ni siquiera informarle. Es obligación del cónyuge que sí que esté informado

 

– ¿Debería exigirse por lo menos una valoración psicológica del menor como se hace en Andalucía, para someterse a este tipo de cirugía? ¿O debería prohibirse hasta los 18 o 21 años, dependiendo de los casos?

No se puede generalizar ya que cada caso es un mundo.

Suele ser un consenso entre padres, médico (no un comercial) y el menor, en los poquísimos casos en los que se hace cirugía en menores de edad.

Se debe debatir muy bien el caso, informado de riesgos y beneficios sinceramente. Nunca tener una primera visita con un comercial, “asesor de estética”, siempre con el cirujano plástico especializado. Cuidado tambien con el intrusismo (mejor dicho intrusión) profesional.

Si en la consulta detectamos algún tipo de dismorfia, es decir trastorno relacionado con la percepción que una persona tiene de su propia imagen física, por supuesto precisará una valoración psicológica y/o psiquiátrica previa a cualquier cirugía. Pero esto a cualquier edad, no sólo en adolescentes.

AQUÍ PUEDES VER LA PUBLICACIÓN CON LA CALIDAD PERFECTA, HAZ CLICK EN EL SIGUIENTE ENLACE:

PUBLICACIÓN COMPLETA AQUI:

 

 

 

 

 

Dra. Ainhoa Placer Lainez

Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora

Colegiado nº 283107050

Sobre el autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.