Rinoplastia en Madrid

Mejora la forma y la función de la nariz

La rinoplastia se define como el proceso quirúrgico mediante el cual podemos remodelar y redefinir la nariz. Es uno de los procedimientos más frecuentemente realizados en cirugía estética, ya que muchos buscan la armonía en la cara que puede crear esta operación si se realiza con las manos adecuadas. Sin embargo, también hay quienes acuden a hacerse una rinoplastia por motivos respiratorios. La operación tiene un efecto doble, tanto estético como de salud. Con ella podemos modificar el tamaño de la nariz en la medida de lo posible, cambiar la forma de la punta o del dorso, estrechar los orificios nasales o cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior. También se pueden corregir secuelas de traumatismos.

En nuestra clínica de rinoplastia en Madrid le informamos de todo lo relacionado con la cirugía y los resultados que puedes esperar. Sin embargo, no se puede predecir exactamente el resultado, puesto que en gran parte dependen de factores personales, cada persona es diferente. Nos encargamos de adaptar sus deseos a planes que encajen en su rostro y de asesorarle a la hora de elegir las mejoras que más le convengan. Con esta cirugía conseguimos mejorar la forma y la función de la nariz. Es uno de los procedimientos más frecuentemente realizados en cirugía estética. Con ella podemos modificar el tamaño de la nariz en la medida de lo posible, cambiar la forma de la punta o del dorso, estrechar los orificios nasales o cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior. También se pueden corregir secuelas después de traumatismos y algunos problemas respiratorios.

clínica de cirugía estética en Madrid

Antes y Despues de una Rinoplastia

¿Quién puede someterse a una rinoplastia?

Los candidatos ideales para someterse a una rinoplastia son aquellas personas que buscan una mejora de su nariz, con una perspectiva realista. Colocarse la nariz de ese famoso es en muchos casos imposible, dado que tu anatomía no es la misma que la tuya y sería un desastre. Podemos adaptar lo que nos pidas a tu rostro, pero siempre realizaremos prácticas con las que nos aseguramos que el resultado será bueno. No existen prescripciones sobre cuál es la edad perfecta para realizarse una rinoplastia, más allá de haber completado por completo tu crecimiento facial, edad que varía en función de cada persona. También, en nuestra clínica de rinoplastia en Madrid siempre abogamos por contar con pacientes que al menos hayan superado los 18 años de edad y que se encuentren en una buena condición psicológica además de física, la cual es indispensable. En el caso de que estemos hablando de problemas graves o de funcionalidad sí que podría considerarse la operación a partir de los 15 años.

¿Qué se puede mejorar con una rinoplastia?

La rinoplastia como hemos dicho, se utiliza para dar a la nariz una nueva forma. Esta forma varía según los deseos que tenga el paciente y por supuesto, la anatomía de su rostro. Según el tipo de nariz del que estemos hablando podemos necesitar elevar la punta nasal, afinarla, estrechar la base de la nariz o hacer que esta se eleve, reducir las alas nasales o evitar que la punta de la nariz se baje excesivamente cuando nos reímos.

El postoperatorio

Las operaciones de rinoplastia no suelen ser dolorosas, aunque es posible que experimentes alguna molestia. Te prescribiremos los medicamentos procedentes y aproximadamente una semana, una vez hayamos retirado la escayola, podrás volver a tu vida normal. Después de la cirugía, encontrarás tu cara ligeramente inflamada y puede presentar algunos hematomas alrededor de los ojos. Lo ideal es permanecer tumbado con la cabeza elevada durante el primer día. Los tapones se retirarán en menos de 24horas, tras lo cual se encontrará mucho mejor. Por supuesto, si acudes a la clínica de rinoplastia en Madrid de la Doctora Placer, contarás con un seguimiento personalizado tras la operación en el que te explicaremos las pautas que debes seguir y atenderemos cualquier duda o problema que se te pueda presentar. Tenemos que decir que esta operación no suele producir problemas, siempre y cuando sea realizada por las manos de un profesional y en la clínica adecuada. No obstante, como en cualquier cirugía, existen posibilidades de mínimas complicaciones, como sangrado postoperatorio.

Se pueden minimizar los riesgos siguiendo de manera cuidadosa las instrucciones que le iremos aportando, tanto antes como después de la cirugía. Entre estas encontramos algunas medidas a seguir como evitar el uso de gafas durante las dos semanas siguientes a la intervención, las exposiciones directas al sol, las aglomeraciones y prácticas deportivas o el consumo de tabaco y alcohol.

Los resultados en nuestra clínica de rinoplastia en Madrid

Los primeros días son un poco aparatosos por la inflamación y hematomas alrededor de los ojos, pero el aspecto mejora rápidamente. La mejoría es progresiva y gradual, aunque una ligera inflamación puede mantenerse, sobre todo en la punta, durante unos meses. El resultado definitivo se obtiene al año aproximadamente. La mayoría de los pacientes que se someten a una rinoplastia suelen quedar muy satisfechos ya que es una operación que mejora visiblemente el aspecto del rostro, dejándote un aspecto natural. El resultado que observamos es un rostro más fino, armónico y con una nariz que ya no tiene esa forma tan incómoda. En nuestra clínica de cirugía estética en Madrid trabajamos para que los resultados se ajusten a lo que habías soñado en todo lo que está en nuestras manos.

Clínica Doctora Placer, tu clínica de cirugía estética en Madrid

Si estás pensando en una rinolastia o alguna operación de cirugía estética o retoques de medicina estética, o quieres consultarnos una solución para algún complejo sobre tu físico, no dudes en hacerlo. Nosotros te asesoramos sobre lo que necesitas. Además, si te decides a realizar una operación estarás bajo las manos de un equipo inigualable, decídete ya a dar un cambio. Confía en la Doctora Placer como tu clínica de cirugía estética y medicina estética en Madrid.

La cirugía

La rinoplastia se realiza siempre en quirófano, dentro de una clínica u hospital acreditado, bajo anestesia general. Se suele permanecer en la clínica la noche después de la cirugía, para lo cual se le asignará una habitación ambulatoria. Al día siguiente podrás volver a tu casa con tu nueva nariz. La duración de una rinoplastia suele ser entre 2 y 3 horas aproximadamente, dependiendo del caso. Cuando se completa la cirugía, se coloca una férula rígida, que ayudará a mantener la nueva forma de la nariz. También se coloca un taponamiento nasal en ambos orificios para evitar el sangrado y estabilizar el tabique nasal, que se retirará antes del alta.

rinoplastia, cirugía clínica de cirugía estética en Madrid

Incisiones de la rinoplastia abierta, prácticamente imperceptibles después de unos meses.

Solicitar Información

He leído y acepto el Aviso legal