Peeling químico en Madrid

El peeling químico o exfoliación es un tratamiento que tiene como objetivo mejorar el aspecto de la piel. Consiste en la exfoliación y descamación de la piel del rostro, cuello, espalda y manos, a diferentes profundidades, según el tipo de piel y paciente. De este modo, se elimina algunas capas de piel muerta y el exceso de grasa de la piel mediante el uso de un conjunto de sustancias químicas que provocarán el resultado esperado.

La época para realizar un peeling es idealmente fuera del verano, ya que después del peeling es recomendable evitar la exposición al sol.

peeling químico en Madrid clínica de cirugía estética en Madrid

Beneficios del peeling químico.

  • No es un proceso quirúrgico.
  • Por regla general, los tiempos de recuperación son rápidos. Siempre dependerá del tipo de peeling químico y de su profundidad.
  • Apto en todo tipo de pieles.
  • Es un procedimiento sencillo y rápido.
  • No es necesaria anestesia y el mismo día puedes volver a tu casa.
  • Aporta la luminosidad esencial a tu piel.
  • El peeling químico es esencial para eliminar arrugas, marcas de acné, poros, cicatrices leves, manchas y signos del envejecimiento.
  • Dependiendo de la profundidad del peeling químico, sus efectos son o no inmediatos.

Según la profundidad puede ser superficial, medio o profundo. Cada uno de ellos se aplicará en base a las necesidades de cada paciente:

Peeling químico superficial.

La recuperación de la piel durará unos siete días, aproximadamente. En primer lugar, la piel estará roja y, después podrá verse como descamada. Tras haberse llevado a cabo este peeling, habrá que aplicar una loción o crema hasta que la piel vuelva a su estado normal. Si quieres usar maquillaje podrás hacerlo al día siguiente de la exfoliación. Lo recomendable es hacerse entre tres y cinco peelings superficiales para obtener mejores resultados.

Peeling químico medio.

 

En las 48 horas siguientes al proceso será cuando la piel peor aspecto tenga. Después de siete a catorce días volverá a su estado habitual. Otro de los efectos secundarios de este tipo de peeling químico es la hinchazón de los párpados, así como el pelado de la piel o la aparición de una especie de ampollas que se rompen. El tratamiento posterior es sencillo pero debe realizarse como rutina: refrescar la cara con agua durante un periodo de tiempo establecido por el experto y, posteriormente, aplicar una pomada. En este caso, no se podrá usar maquillaje hasta un periodo de siete días después.

Peeling químico profundo.

Este peeling químico es el más complejo en cuanto a sus periodos de recuperación y pasos a seguir tras el tratamiento. Para empezar la recuperación total tras esta exfoliación química profunda, puede ser de 21 días. Es aquí cuando se hace cura oclusiva la zona en la que se ha llevado a cabo. Del mismo modo, el cuidado post tratamiento se intensifica, teniendo que impregnar la cara con cremas hidratantes entre 4 y 6 veces al día, aplicar humectantes durante 14 días y tomar un medicamento antiviral. No se puede usar maquillaje hasta que no pasen unos 14 días y no se puede tomar el sol en los 3-6 meses siguientes. El seguimiento es mucho más constante, habrá que acudir a revisiones varias veces durante las primeras semanas.

Solicitar Información

He leído y acepto el Aviso legal